Historia Completa de los Casinos en México

Si hay un país apasionado por los juegos de azar, por las apuestas deportivas, por todo lo que puedes vivir dentro de un casino, es México. Los mexicanos tienen tradición de apuestas, ya sea en sorteos o jugador un torneo de Póker.

Algunos dicen que la pasión por las apuestas la heredaron por su cercanía a Estados Unidos, pero lo cierto es que la historia de los casinos mexicanos tiene su inicio en el periodo prehispánico.

En aquel tiempo las apuestas eran exclusivamente en eventos deportivos o en la caza, posteriormente llegaron a México las cartas o barajas y así fue como la industria de los casinos en México fue dando forma.

Sin embargo, aún el término de casino como lo conocemos en la actualidad no estaba establecido, lo más famoso y jugado del momento eran las peleas de gallo que reunía multitudes de personas en el año 1520.

El mercado de las apuestas siguió evolucionando en 1700 aprobaron la primera lotería o sorteo, era legal y regulado. Como al igual que muchos países, en México las loterías son muy populares.

De esa forma las peleas de gallos, los sorteos y las rifas, iban tomando mayor popularidad, sobre todo los sorteos y las rifas ya que parte del dinero recolectado era destinado a obras de infraestructura.

El primer casino en México

Las palabras mexicanas que solo los jugadores entenderan

Ahora sí, llegó el momento de hablar de los primeros casinos de establecimiento como los conoces hoy en día. Para ellos debemos ir hasta principios del año 90.

Específicamente a 1907, cuando salió una ley donde se autorizaba a los juegos de azar como una forma de negocio para atraer turísticas. Con eso el mercado de los juegos de azar empezó a crecer a pasos agigantados.

Los primeros casinos físicos o tradicionales en México fueron: Casino de La Selva, Foreign Club, Agua Caliente, Rivera del Pacífico, entre otros.

Pero si hay un hecho que ha significado uno de los acontecimientos de los juegos de azar en México, debemos remontarnos hasta 1947, cuando el gobierno de turno promulgó la Ley de juegos y Sorteos, que le dio el poder a la Secretaría de Gobernación para la emisión de licencias, supervisión, control, entre otras cosas de todo lo relacionado con los casinos físicos y las loterías.

Sin embargo, algo pasó y hasta el sol de hoy se desconoce la verdadera razón, pero la Ley de Juegos y Sorteos prohibió los juegos de azar que encuentras en los casinos y solo dejó abierta la posibilidad de apuestas en los bolos, ajedrez y otros.

No fue hasta 1955 cuando fue otorgado el primer permiso para realizar apuestas en el país relacionado con los deportes. Ahí nació el casino y casa de apuestas deportivas más famoso de México, se trata de Casino Caliente.

Así fue como comenzaron los primeros casinos en México, muchos iban contra ley, mientras que otros, como en el caso de Casino Caliente, logró una licencia para poder operar legalmente. Es así como se fueron extendiendo por todo el país.

Te puede interesar: Bingo Online en México

¿Cómo funcionan los casinos en México?

Ya en el punto anterior explicamos un poco sobre el funcionamiento de la industria de casinos en México, en aquel entonces para operar legalmente necesitabas una licencia otorgada por La Secretaría de Gobernación y para conseguir la licencia era muy complejo. Había muchas trabas para contar con los juegos clásicos de los casinos.

Para el año 2004 la Ley de juegos y Sorteos dejó de existir y salió una nueva normativa llamada la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

Esta nueva ley tuvo nuevos cambios y la finalidad era llamar la atención de inversores internacionales para hacer crecer el mundo de las apuestas en México hasta tal punto que fuera reconocido internacionalmente.

Ya con esta nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos las apuestas en juegos de azar en México pasaron a ser totalmente legales y controladas por el Estado mexicano.

Es decir, el propio Estado decide qué juegos de azar puedes jugar, ellos mismos lo promocionan, los supervisan, los organizan y establecen las normas.

Por otro lado, los casinos son empresas que deben pagar impuestos, de hecho, impuestos mucho más altos que otros sectores en el país. Y tienen a su disposición cualquier avance tecnológico que quieran implementar.

En principio en los casinos solo encontrabas Máquinas Tragamonedas y Bingo Electrónico, que fueron modificados para tener un juego responsable.

Sin embargo, estos juegos clásicos no tuvieron el éxito que esperaban, así que tuvieron que cambiarlos por máquinas tragamonedas más actuales y ahí la diferencia sí fue notable en todos los sentidos.

Las estadísticas de casinos en México indica que este negocio ha crecido mucho con el paso del tiempo y más si se han ido adaptando a las nuevas tecnologías, hoy son millones y millones de dólares que mueve la industria de las apuestas en el país Azteca.

Sin contar a las casas de apuestas online que pueden ingresar al país operando de manera ilegal. Realmente es mucho dinero lo que se mueve.

También lograron lo que querían, que los casinos se convirtieran en una atracción turística, por eso vemos que los casinos más importantes están en los lugares turísticos y hoy muchos hoteles tienen sus propios casinos.

Ley Federal de Juegos y Sorteos tuvo leves modificaciones en el 2013, sobre todo porque ahora debían hacerle frente al mundo online que los tomó con la guardia baja y desactualizados.

¿Cuántos casinos hay en México 2018?

Decir cuántos casinos hay en México para el 2018 es algo complejo porque el mundo de las apuestas ha evolucionado y hoy también tenemos los casinos online, esos que te brindan la posibilidad de que puedas apostar desde cualquier parte sin necesidad de ir a un establecimiento.

Estos sitios de apuestas por internet buscan emular la experiencia que vives en un casino físico y vaya que, con las opciones de apuestas, cantidad y calidad de juegos, han logrado acercarse. Además, que es mucho más cómo jugar de esta manera.

Incluso hay casinos físicos en México que han sacado también una versión online para que sus clientes puedan jugar desde teléfonos inteligentes o tablets.

Entonces el panorama de los casinos es el siguiente: están los casinos físicos que cada vez son más, están los casinos online que operan con licencia en México y están los casinos online que se logran colar y operan de manera ilegal.

Tener el total de casinos online que hacen vida en México es complejo ya que, como mencionamos, unos operan de manera ilegal y no forman parte de ningún control o estadística.

En cambio, con los casinos físicos si hay información sobre la cantidad de casinos que hay en México en el 2018.

Según datos de la propia Secretaría de Gobernación, en México hay 32 empresas que pueden operar en el país, pero dos de ellas se encuentran suspendidas momentáneamente.

En este momento hay 409 casinos o salas de apuestas abiertas en todo México, esos lugares para apostar los encontrarás en mayor cantidad en Nuevo León, Baja California, México DF, Jalisco, Sonora, entre otros.

Además, se espera que para los próximos años se pase 750 sitios de apuestas, es decir, 340 casinos más de los que hay actualmente en el país.

Conclusiones sobre la historia de los casinos en México

En México las apuestas han existido toda la vida y aunque durante la historia muchos gobiernos han intentado eliminarlas, las apuestas siguen existiendo gracias a la pasión que sientes las personas por los juegos de azar.

Si bien es cierto que en la actualidad las apuestas son muy reguladas, al menos los mexicanos tienen la plena seguridad de participar en casinos que son totalmente seguros, que tienen un ente regulador a donde asistir en caso de cualquier reclamo.

Esa posibilidad la tienen muy pocos países en América, pues la mayoría aún tienen mucho retraso en las leyes de apuestas. Algunos países no tienen regulación y otros simplemente los tienen prohibidos.

El mercado de las apuestas en México sigue creciendo, ahora los turistas que visitan este país buscan entrar en un casino para vivir una experiencia mexicana.

Además, están los casinos online y las casas de apuestas deportivas por internet que poco a poco han ido ganando terreno en México hasta tal punto de competir con los casinos físicos.

Hoy los mexicanos tienen muchas opciones para escoger donde jugar y, lo más importante, lo harán de manera legal sin necesidad de esconderse.